De San Fructuoso a Tacuarembó

SANTA ISABEL-PASO DE LOS TOROS

Escrito por luismaria 14-04-2009 en General. Comentarios (14)

Iglesia Santa Isabel.

1950 – 19 de abril- 2009

*59 Aniversario*

 

C

umpliendo la voluntad del donante de las tierras, el Sr. Bálsamo, la Iglesia y el pueblo se llamarían Santa Isabel, en homenaje a la madre de su fundador y a la Reina Isabel de Portugal.

Desde el año 1834 hasta 1866, la Parroquia Santa Isabel forma parte de la jurisdicción de la Villa San Fructuoso. Año en que se crea la Vice Parroquia de San Gregorio y que luego pasa a ser Paso de los Toros. Por disposición de Mons. Mariano Soler, en 1893 pasa a depender o a ser atendidos por los Párrocos de San Pedro, por estar mas cerca, la que se prolonga hasta 1901.

Desde ese año se fija la residencia en San Isabel del Pbro. Felipe Pereda, como Cura Encargado, o Vice-párroco de la feligresía Isabelina.

En 1893 el Templo Parroquial, era una pequeña capilla en calle Zorrilla de San Martín. El primer bautismo que se realiza fue de una  niña, Amalia, hija de  José M. Guridi y Fca. Mujica.

Como decíamos, el Sr. Bálsamo había donado el terreno para la Iglesia.

Y se abocan a la construcción de la misma.

El templo Parroquial de la localidad, luego se construye en 1896, para lo cual se había formado una Comisión especial a tal efecto.

Esta con el tiempo resulta insuficiente para la feligresía.

El 23 de  marzo de 1898  se conforma una Comisión encargada de la construcción de un nuevo Templo, quien entrega el trabajo terminado, según acta,  el  20  agosto de 1898.

El constructor local fue, Don Juan  E. Etchebarne

Seria ésta, la Capilla SANTA ISABEL, nombre  con el cual figura en Actas del 8 y 9 de Setiembre de 1901, dando cumplimiento a la voluntad de Don Venancio F. Bálsamo.

El Sr. Bálsamo fallece un 24 de febrero de 1901.

Un 12 diciembre de 1902, el Arq. Octavio Ramos Suárez, presenta los Planos con modificaciones y ampliaciones de la Capilla SANTA ISABEL y de la casa parroquial.

Obra que finaliza un 4 de abril de 1903, siendo Cura el P.Manuel Espinosa.

En ese mismo año, de setiembre a octubre se hacen misiones.

El 4 de octubre de 1903 es elevada a la categoría de Parroquia, por decreto de Mons.Mariano Soler.

En 1905 asume el José Defunchio, luego en el mismo año el P. E. Melia. En agosto de 1906, asume el P. Generoso Reuchetti. En setiembre de 1906, el P.  Perfecto Castro, quien desarrolla una intensa actividad, hasta setiembre de 1918, en que lo sustituye el P. Augusto Vivas, estando hasta 1920.

Asume interinamente el P. Sixto Alonso Cabrera.

Este inicia el proceso de dotar a la feligresía de un templo acorde a las necesidades, dado que el existente era totalmente insuficiente, y no falto quien pensara que era quijotesco, la empresa que pensaba emprender.

Es así que se nombra una comisión pro-templo con la presidencia de don Miguel Perea.

Adquiere un terreno contiguo a la Parroquia, propiedad de don Omar Odriozola, con frente por 18 de julio 25 metros a la calle Sarandi. La compro en $ 6.800.oo

Posteriormente el P. Cabrera hace testamento, dejando a la Iglesia como heredera de sus bienes, quedando esta con el terreno contiguo a la Parroquia.

Su proyecto tuvo todo tipo de inconvenientes.

En 1925, se retira y asume el P. Eusebio Galindo, cumpliendo un rol muy importante en la construcción del nuevo templo.

 

 

 

*NUEVO TEMPLO- PROYECTO ARQUITECTONICO.

Los Arquitectos Elzeario Boix y Heraldo Terra Arozena, de la ciudad de Montevideo, a solicitud del Obispo de Melo, Monseñor Joaquín Arrospide, confeccionaron los planos y la memoria descriptiva en el término de 8 meses, o sea Mayo de 1926-Enero de 1927.

.La misma entonces como decíamos, inicia su construcción en abril de 1927 y finaliza en el año 1950, en dos etapas.

*SU ESTILO

Su concepción arquitectónica, está inspirada en el estilo Gótico.

Siendo único en el interior del país por sus características.

Es indudable, que por sus características, tiene un atractivo muy especial en el aspecto turístico.

En la ciudad de Montevideo, habría un Templo similar, pero construido con un estilo mas acentuado.

Es bueno hacer notar, que el Arq. Horacio Terra Arocena, cumplió un desempeño muy importante como asesor y consejero de la obra.

Don Francisco Romano Fariello, constructor local, fue el Sobrestante.

La empresa constructora, SIEMENS SCHUCKERT S.A. de ALEMANIA.- SIEMENS BAMNION –filial Buenos Aires, seleccionada en la Licitación efectuada.

El Templo Parroquial, una verdadera Joya Arquitectónica, es un orgullo no solo para la Iglesia, sino para los pobladores y visitantes.

Insume diez años de trabajos y otros tantos que estuvo interrumpida.

Podemos decir, que este proceso de obras de 1926, se inicia en el curato de Pbro.Eusebio Galinde que va de abril de1925 a 1931.

En el año 1926, un 6 de julio, el Obispo Diocesano Mons. Joaquín Arrospide, en su visita pastoral, se nombra una Comisión de Damas y otra de Caballeros con motivo de recaudar fondos, desplegando una gran actividad.

Se encontró un eco y respuesta muy buena por parte de la población. Los aportes dados oscilaban entre un peso y dos mil pesos.

Las firmas comerciales aportaban tanto dinero en efectivo como materiales.

El día 4 de julio de 1926, día de Santa Isabel, se coloca la piedra fundamental.

La Misa dada en tal circunstancia, por Mons. Joaquín Arrospide.

Y es así que un 19 de abril de 1927, la SIEMENS BAUMNION inicio la construcción.

Un 17 de abril, un año después, se recibe por parte de esta empresa, la obra contratada.

Desde ese momento, la empresa local de Construcciones de Lattuada Hnos., hace las paredes de ladrillos y colocara los pisos de baldosa.

Un 24 de agosto de 1930 el Obispo Diocesano Mons. Miguel Paternain., da la bendición solemne al Templo.

De esta manera quedaba habilitado el Templo para el culto, pero aun no terminada en el aspecto edilicio.

Parecería que hasta ahí iba la obra. Los recursos se habían agotado.

Van pasando los años y toda aquella ilusión de los feligreses y población en general, se vio afectada.

Pero nunca se perdió la Fe.

*Viene la segunda etapa.

Esta va del 15 de octubre de 1942 al 20 de enero de 1950.-

Un 27 de diciembre de 1931, el Padre Daniel Franco se había incorporado a la Parroquia como Teniente Cura.

Y en el año 1942, lo encuentra en el cargo de Cura Párroco, con un Templo sin terminar, el cual era poco menos que un esqueleto de hormigón.

Su consigna era como conseguir el dinero para financiar el resto de la obra. Buscar un nuevo camino, y acudió a la oración. La oración personal suya y la de los fieles, en busca de inspiración.

Tal es así, que surge el plan quinquenal, el cual involucraba a treinta y tres personas, en memoria de los integrantes de la cruzada libertadora; LOS TREINTAS Y TRES ORIENTALES.

Estos se comprometieron a realizar el aporte de $1.500.oo cada uno, en el termino de cinco años, aporte con el cual se terminaría el Templo Parroquial.

De esta forma, Albañiles, Frentistas, Marmolistas, Escultor y Artistas, Pintor, dieron el toque final, terminando la misma el 23 de enero de 1950.

*Un 19 de abril del año 1950, a los veintitrés años exactos de que la SIEMENS BAMNION iniciara la construcción, el Templo Parroquial era consagrado con asistencia Pontificicas, de Monseñor Miguel Paternain, Obispo de Florida y Melo.

Cuando hablamos de consagración, nos referimos a que cuando se inauguró oficialmente la misma, pasa a ser una de las pocas iglesias del país que ostentan esta característica, siendo una ceremonia más que especial dentro de la iglesia, colocando bajo el Altar Mayor huesos o cenizas de algún Santo Mártir de la Iglesia.

Con esta distinción religiosa, coincidiendo con el día de la inauguración de la Iglesia Santa Isabel de Portugal, se celebra o realiza la ceremonia en recordación de estos hechos tan importantes no solo para la Iglesia, sino para la localidad de Paso de los Toros.

*SU ESTRUCTURA:

Esta se basa en una armazón de cemento armado con una recubierta a dos aguas, también de cemento armado, cubiertas de tejas coloniales.

En su interior, nos encontramos con una longitud de 50 metros con un ancho de 16.60 y una altura de 14 metros en la Nave Central., y una altura de 4,5 metros en las Bóvedas laterales.

Al frente tiene un atrio de acceso al templo de cinco metros de largo y entre este y la nave hay un vestíbulo de siete metros, que sirve de transición entre el exterior y el interior.

A uno y otro lado del atrio y vestíbulo se ubican dos locales, uno para bautisterio y otro para despacho parroquial.

El Coro queda sobre el vestíbulo, con una parte avanzando sobre la nave

Detrás del prebisterio y las capillas adyacentes existe una sacristía y una ante sacristía.

 

 

*SU FACHADA Y TORRE:-

Su imponente figura, muestra un señorío magnifico, deleitando a feligreses, y visitantes que llegan al pueblo.

A primera vista se puede apreciar un frente hermoso, con fina terminación.

Una prestancia muy especial le confiere La Torre Central, de base cuadrada, y que alcanza, sobre lo que interiormente son el Atrio y el Vestíbulo, unos 41,30 metros de altura.

La altura del atrio, el despacho y el bautisterio tiene cinco metros, permitiendo así,  que se perfile desde lo más bajo el cuerpo saliente de la torre.

Sus líneas geométricas, simples, adquieren relieve y movimiento por el claroscuro de las aberturas, por los pináculos y por la complejidad de las formas armoniosas que va presentando en su parte superior. Culminando en una flecha aguda coronado por una Cruz de 6 metros.

La Torre aloja un campanario con dos campanas y un magnifico Reloj Alemán de cuatro esferas con sistema de pesas cuyas campanadas marcan las horas, las medias y los cuartos. El mismo fue instalado en julio de 1964.

Se podría decir que la misión estaba cumplida. Pero había mucho por agradecer. Por un lado, la Fe.

Por otro la gente, toda esa gente que apoyo la obra, y en especial, esa expresión de agradecimiento por el feliz éxito del Plan Quinquenal, quedando expresados; en el Altar, la Virgencita de los 33 con su imagen copia fiel de la que se venera en Florida de 36 centímetros.

Se pueden apreciar, dos placas que registran el nombre de los 33 contribuyentes, donantes de los $1.500.Ho, como decíamos, quienes de alguna manera permitieron terminar la obra,  y un mural copia del cuadro de los 33 Orientales, de Blanes.

El comulgatorio estado formado por dos mesas de mármol.

Ahora bien, para completar los enfoques descriptivos hechos, hay que mencionar el VIACRUCIS y los VITRAUX.

Bueno es resaltar que estos dos elementos se constituyen en permanentes polos de atracción y de admiración.

*EL VIACRUCIS.

  Los marcos del Vía Crucis forman parte de la misma arquitectura del edificio. Los cuadros han sido hechos expresamente para esta iglesia, sobre la medida de los marcos.

Es una verdadera y lujosa expresión artística de la escultura en pequeña dimensión física.

 Las torturadas figuras que lo integran, a través de sus catorce estaciones, tienen una generosa dimensión espiritual.

 Hacen volver los ojos hacia la tierra, hacia el hombre con sus dolores, sus miserias, y sus pequeños gestos de grandeza.

*LOS VITRAUX.

Hermoso conjunto de figuras de Santos, con pasajes de su vida, de multicolores rosetones y ventanales de forma esférica, que lleva vidrios policromados, con escenas alusivas al Misterio o a la vida del Santo.

Son diez grandes y cuatro chicos.

 La espiritualidad que trasuntan los primeros, la calidez de la luz multicolor de todos ellos, la transparencia y la diafanidad que se expanden por doquier hacen elevar profundamente los ojos al cielo, tal vez hacia el Supremo, en una aspiración de infinito y de eternidad.

Ahora bien, cuando hablamos de los donantes, se puede hablar de los donantes materiales y espirituales. Es decir aquellos que hicieron posible la obra.

Y podemos decir que fueron muchos. Algunos de ellos figuran, como decíamos precedentemente en placas de mármol adosadas en el Altar de la Virgen de los 33.

Otros en distintos lugares, o en los archivos de la Parroquia. Y otros que no teniendo posibilidades de contribuir materialmente, brindaron generosamente su ferviente oración, su tiempo y su esfuerzo, organizando colectas, beneficios, festivales de distinta índole para recaudar fondos.

En suma, una feligresía esperanzada cumpliendo la justa consigna de aquellas horas.

 

“… hay razones bien fundadas para que admiremos mas,

la obra de los que pasaron por aquí sembrando en el dolor,

 que la de los que les hemos sucedido recogiendo el fruto de sus sudores”

 (P. Daniel Franco)

 

Nosotros vamos a brindar también un pequeño compendio de Empresas y personas que hicieron trabajos de distinta índole.

Reconociendo en el tiempo a toda la gente que paso por el templo en su construcción.

A través del tiempo, en sus albores, Etchevarne y Clerici.

*SIEMENS SCHUCKERT S.A. Sección SIEMENS BAUUNIO, (Alemania y filiar Buenos Aires.

Realizo las estructuras de cemento armado.

-esqueleto del templo, Pilares, nervaduras, arcos, entre pisos, planchas y vigas.

-Cubierta total del techo (planchada y desagües)

*LATTUADA HNOS. (Constructora local)

Realizo obras de albañilería.

Paredes de ladrillo, piso de baldosas y escalones de hormigón armado.  Revestimiento de tejas españolas del techo.

*MIGUEL ANGEL RUBBO (Frentista local)

Realizo, terminación del frente.

Enchapado exterior de las paredes su revoque.

TOMAS FRANCHI E HIJOS (Tacuarembo)

Realizo, Revoques, frentes interiores y ornatos.

PEDRO BORLANDELLI, (Escultor)

Realizo trabajos de Escultora, Cresterías y Cornisas.

ALFONSO AMATURO. (Marmolista)

Realizo Altar de la Virgen de los Treinta y Tres.

Placas de mármol con el nombre de los 33 donantes.

DAYMAN ANTUNEZ. (Pintor Nacional)

Realizo el Mural de los Treinta y Tres.

OSCAR LOEVENICH (Artista y escultor)

Realizo, El Vía crucis.

Catorce cuadros hechos expresamente para este templo.

FELIX STEIGER (Vitralista)

Realizo, todos los Vitraux.

TALLERES DE DON BOSCO.(Montevideo)

Realizo. Trabajos Herrería de Obra.

O. MONTERO Y CIA. (Metalúrgica Montevideo)

Realizo, Armazón metálica de los Vitraux.

CASA PARGA (Carpintería – Rivera)

Realizo trabajos de carpintería en madera.

Puertas, pulpito y los altares laterales.

ARTURO BENGOCHEA (Electricista local), “Hizo todos los trabajos gratis”.

 

****

La Iglesia no solo ha cumplido un rol importante en su evangelización, sino en la vida misma de toda población y en su quehacer social.

Es bueno destacar y profundizar la función de la Iglesia, y para que para se pueda valorizar, podemos decir que existe una relación importante que la podemos definir como, Relación -Templo- Comunidad.

De manera que esta relación mancomunada se ve reflejada en un amplio espectro que abarca las siguientes áreas.

*RELIGIOSO.- Es el ámbito por excelencia de ella, con Misas, Bautismos, Confirmaciones, Bodas, actividades de catecismo, encuentros y jornadas juveniles de estudio y meditación, de carácter parroquial o diocesano y algún acto académico, conmemorativo, etc.

*CULTURAL.-Es un escenario que a través del tiempo tuvo una feliz apertura, de eventos tales como, Misa Criolla, (Ariel Ramírez), Conciertos Sinfónicos (OSSODRE – Pierino Gamba), y Canto Coral, con muchos conjuntos locales, nacionales y argentinos).

La Iglesia abierta al mundo, a la sociedad, a la comunidad toda.

*TURISTICOS:-En este aspecto es bueno resaltar la afluencia que ha tenido de excursiones procedentes de Montevideo y otras ciudades del interior, que muchas veces han sido acompañadas y asesoradas por guías locales.

 

Hoy nuestro Templo se esta jugando una gran parada.

 Nada menos que la restauración de aquello que costo tanto esfuerzo y sacrificio.

Una obra, una Reliquia que tuvo sus inicios con mucho ímpetu, pero que luego tuvo también un párate, pero nada más que para tomar impulso, para llegar como con más fuerza a la culminación de la obra.

Pero podemos decir que solo Dios es eterno, y lo material se deteriora, y hoy su construcción, el Templo Isabelino necesita ser restaurado.

Y como decía el Padre Franco, allá por el año 1942, debemos acudir a la Oración como instrumento de Fe y de inspiración, para sacar adelante este nuevo proyecto.

*Nuestra querida PARROQUIA SANTA ISABEL, fue declarada de Interés Departamental, por Decreto No.28 del Gobierno Departamental un 28 de febrero del 2002.

Y en el mismo año es declarada de Interés Nacional, es decir Patrimonio Histórico Cultural de la Nación.

 

Hay un tiempo para cada cosa.

Nuestro pueblo tuvo sus momentos de auge y de los otros.

Nuestra Parroquia supo acompañar y acompasar esos tiempos.

Que el tiempo ha deteriorado la estructura edilicia del edificio parroquial, no signifique que ha deteriorado nuestro espíritu de lucha y nuestra Fe.

Si nuestra Iglesia en su periodo de construcción, supo tener un párate y luego una feliz culminación: hoy, que el tiempo ha deteriorado su estructura, no signifique que nos debemos dejar estar.

 

-Con esta breve síntesis que hemos hecho, queremos resaltar y agradecer al isabelino Ovidio German y en especial al Maestro Mario Sánchez, de quien tenemos un grato recuerdo de nuestra niñez como maestro, autor de parte de esta relación de la Iglesia, que hemos tomado, y que pone de manifiesto lo que se puede   hacer en forma mancomunada, no solo en la faz religiosa, sino para orgullo de la población Isabelina, del Paso de los Toros.

 

El Templo de SANTA ISABEL, es y será para siempre…          

Domus Dei… Doméis Populis

Casa de Dios… Casa del Pueblo

 

Luis María Castro Ramírez

                                                      

 

 

PASO DE LOS TOROS-URUGUAY

Escrito por luismaria 13-04-2009 en General. Comentarios (8)

INUNDACIONES  PASO DE LOS TOROS

1959-17 abril- 2009

Nos ha parecido oportuno, por el acontecimiento, y por ser oriundo de Paso de los Toros, hacer una referencia, o mejor dicho, un recordatorio a los 50 años de la evacuación de la ciudad un 17 de abril del año 1959.

 

Ha habido grandes crecientes, debido a las lluvias, en mayor o menor grado.

Cuenta la historia, que una grande, pero de menor dimensión que la del 59, ocurrió en el año 1888, la cual paso el puente ferroviario. Ella dio lugar a lo que con el tiempo fue el barrio Las Casillas.

Pero hablando de crecientes, grandes crecientes, debemos recordar, por sus características, consecuencias y dimensiones, la del año 1959. Dado que afecto no solamente a la ciudad, sino que parte del departamento y departamentos limítrofes y donde el río negro influía.

Debido a las intensas lluvias que empezaron a fines del mes de marzo del 59, llevaron a la evacuación de toda la población al caer la tarde de un 17 de abril del mismo año.

Es indudable, que en el momento de tener estos recuerdos, tristes por un lado, pero también de mucho orgullo y satisfacción por el otro, como Isabelino, de haber podido salir adelante y sobrellevar el duro golpe que marco al pueblo de Paso de los Toros de forma muy profunda.

Satisfacción si, porque como “el ave fénix resurge de las cenizas”, El Paso, como toro embravecido,” resurge de las aguas del Río Negro”, mostrando al mundo toda su entereza, su amor propio, pero también su amor al terruño.

Recordar de mi niñez, -porque lo vivimos siendo niño- como el agua lenta pero inexorablemente venia tomando las calles del pueblo, era toda una incógnita y estupor. Quizás como todo niño no podíamos pensar en la realidad y consecuencias que ello traería aparejado.

Pero es indudable, que retrotrayéndonos en el tiempo, los recuerdos se nos vienen a la mente, y hoy día lo aquilatamos de manera diferente.

Las intensas aguas que caían sobre la ciudad, de manera inexorable, nos daban una rara sensación; una mezcla de miedo e incertidumbre.

 Hasta que de golpe suena la alarma, salimos como de un letargo e inconciencia; corre la voz como reguero de pólvora, que la represa no soportaría  el empuje de las aguas.

Y si esto se producía, el pueblo podía ser arrasado por las aguas, con el consabido riesgo para la población.

Hasta que los técnicos toman una decisión y surge la idea de dinamitar el terraplén en el Rincón, adoptándose las medidas del caso, hecho que luego se lleva a cabo.

Para quienes pudieron apreciar eso, contaban que al explotar la dinamita, se levanto hacia el cielo un manto de tierra y piedra como si fuera un volcán en erupción.

Las aguas empiezan a pasar raudamente por el lado del boquete producido por la explosión que los valientes operarios producen con la colocación de la dinamita. Se utilizaron 450 kilos.

Es indudable que la sala de maquina y la misma represa, sufrieron las consecuencias del desborde de las aguas.

El pueblo queda bajo del agua, como también la ciudad de Mercedes sufre las consecuencias.

Todo un pueblo estaba pendiente de la resistencia de la represa, pero también todo el país, del resultado de la operación “dinamita”.

Y felizmente, dio resultado.

Pero bueno es recordar, y no confundir, el pretender vivir de los recuerdos, sino, que de los momentos difíciles que en algún instante se puedan estar viviendo, y tomar como un ejemplo vivo,

lo acaecido con el pueblo isabelino.

 

 Que los mismos sirvan para que las nuevas generaciones sepan de “mutus propio”, como sucedieron las cosas, como se vivieron, como la vivimos quienes pasamos esos amargos momentos.

Y que los jóvenes de hoy, y los no jóvenes, puedan tener una idea de lo que se puede llegar a hacer en forma mancomunada, unidos por su terruño, por sus hogares y quizás o sin quizás, por el futuro de sus familias.

Y un 17 de abril en horas de la tarde se inicia el proceso de evacuación y el éxodo del pueblo de Paso de los Toros. El amanecer del 18 los recibió en pleno traslado de gente, buscando un destino provisorio.

Gente que en grandes colas y caravanas, en distintos vehículos marchaban, al norte, alsur, en fin, unos para Achar, otros Chamberlain, Peralta, buscando cobijo en los vagones de AFE, hacia el Sur, Montevideo, marcharon tres trenes.

El primero llevando a 2.800 mujeres y niños y en los restantes unas dos mil personas, la mitad fue quedando en el camino, en distintas poblaciones.

  

En nuestro caso particular fuimos hasta Florida, y de allí a Isla Mala, una población muy acogedora y que nos trato muy bien.

Chamberlain, fue la sede del Comando, de control de salvataje, al igual que la Seccional Tercera de Policía, a cargo del Subcomisario Roque Silvio Ceresato Acosta. Se instala una Sala de Auxilios con los Dres.Terra Núñez, Serboni y Rubén Curi. El Hospital de Campaña se instala en la Capilla del pueblo.

La marcha del tren, rumbo a la capital, iba dejando tras de si, un montón de recuerdos y nostalgias.

Había que  esperar las consecuencias de las aguas.

Pero si desesperante fue la partida, es de imaginar la desazón y tristeza, luego de una veintena de días fuera del pago, esperando el descenso de las aguas, volver al pago y encontrar el pueblo, las casas y sus pertenencias en un estado lamentable e irrecuperable.

Los muebles destrozados, las viviendas en su mayor parte fueron afectadas por las aguas.

El Paso fue un ejemplo de entereza y de que manera un pueblo que prácticamente queda bajo las aguas, lentamente con mucho tesón y no menos esfuerzo, sale adelante, para llegar a ser un ejemplo para todos.

Recordamos, y luego de haber escuchado datos más profundos de los hechos, nos viene a la mente el acarreo de la gente en botes, carros, vehículos de todo tipo, llegando al pueblo para tomar los medios de transporte disponibles y salir.

Algunas familias se iban en carro, otras con alguna carretilla transportando algo.  Padre, Madre con niños en brazos, porque la realidad le decía que prácticamente nada o poco se podía llevar.

Gente que en muchos casos salieron con lo puesto, otros con los elementos necesarios e indispensables.

Porque no se podía llevar nada. La orden era,  hay que salir o salir.

La solidaridad de la gente de todo el país, dando cobijo a quien lo requiriera, bueno es decirlo, fue importantísimo, así como el trabajo del Comando en Paso de los Toros, los medios de comunicación, radial, escrita y radioaficionados.

La prensa, cumplió un rol fundamental, por sus contactos, colectas y apoyo de todo tipo. Recolección de ropas, alimentos, Organismo como la Cruz Roja, dos helicópteros norteamericanos, así como argentinos y brasileros, que permitieron el transporte de gente, luego alimentos, de manera mas ágil, etc. 

Ahora cuando nos referimos en forma sintética del tema, quizás se pueda aquilatar, a través de los años la magnitud del mismo.

Por Ley 13.238 del año 2000, es declarado Día Nacional de la Solidaridad los 17 de abril de cada año, como un gesto de reconocimiento de toda la nación, hacia los Isabelinos por los momentos vividos con la inundación.

En el mes de abril del año 2009, cuando el calendario este entrando en la tarde del 17, se van a cumplir 50 años de las recordadas inundaciones, y el inicio del “éxodo” de la gente de Paso de los Toros, alejándose de su terruño.

 El éxodo de los pobladores, en que se podía apreciar en los rostros de los niños, esa mezcla de perplejidad, descubriendo en su partida, nuevos paisajes, sin entender ese peregrinaje, pensando en sus muñecas, sus perritos que quedaban, en los gestos y cara de desolación de padres y madres que miraban con la marcha del tren, como quedaban a lo lejos sus hogares, sus animales, gran parte de la vida, viejas ilusiones, años de lucha y trabajos en familia.

Sin saber que iba a ocurrir luego. Pensando solo en salir, porque la represa no resistia.

Pero tomando y retomando de la vieja leyenda e historia, la fuerza y el coraje de los “hombres toros”; y porque no también, de” la mujer tora”; porque la mujer y el hombre, juntos y en forma mancomunada, sacaron adelante sus hogares, y al viejo y querido pueblo Santa Isabel, hoy Paso de los Toros.

Paso de los Toros, un antes y un después del 59.

Su misterioso y legendario nombre del “hombre toro”, por el paso en las corrientes del Río Negro, Río Hum para los indios, y que dio origen a su nombre.

Paso de los Toros, luego de las inundaciones del año 1959, resurge de las aguas, siempre del Río Negro, ese amigo, “raro amigo”, inseparable que desde los inicios de la población, lo acompaño y acompaña, a lo largo de su historia, poniendo a prueba a sus habitantes, como un ejemplo de lucha, tesón y rebeldía.

Salud, Santa Isabel de Paso de los Toros.

 

Luis María Castro Ramírez.